|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías * Genealogías * Calles *

  |  Anecdotario        

Síntesis
Enlace
     
11
- Estudiantes en Super-Cil hacia el instituto - Carlines zuda y Abel se ausenta
10
- Cualquiera puede tener dudas en un momento dado... - Perico y la granja familiar
9
- Malos tragos... y malos golpes - Ernesto apuesta
8
- A todo el mundo le pasan cosas, sin buscarlas - Agradecimientos
7
- Supervivencia, vida y cotidianidad con Cipriano Sancho Bernardo - Cuatro pasajes, con uno que se revela sólo aquí, en El Soportal
6
- Muerte y dolor en Los Ángeles de San Rafael en 1969 - Tragedia y supervivencia. Lecciones de vida.
5
- Tres anécdotas relacionadas con el mundo de los pastores - Mundo lanar
4
- Relámpagos sobre motores - Ruedas y centellas
3
- Temblor en El Soto, temblor en el caserío de Madrona - Bombarderos sobre Madrona
2
- El Tío Navarro, de Torredondo, personaje inabarcable. - Los segadores gallegos y la fauna local
1
- Dos episodios, de los incontables que debió tener, de La Tía Bernarda. - La camisa en la cornisa y Argentina para el Tío Zurdo

Presentación

Durante las frecuentes tertulias mantenidas con mis padres sobre su tema preferido, las gentes de Madrona con sus peculiaridades, con sus afanes por salir adelante, con su interacción social en un lugar pequeño, abarcable, mantenido todavía a una escala humana, aparecía, como brotado de las entrañas de una montaña, un torrente de anécdotas y conocimientos de los que debí tomar buena nota... pero no lo hice. En aquellos momentos no fui consciente de que se trata de un manantial provisional del que no podrás beber siempre, porque un día está y al otro desaparece, con lo que al final descubres que te has quedado aun con mucha sed de un agua que sólo pasa una vez. Y mira que nos insistían en clase de filosofía, cuyo curso siempre se iniciaba con los presocráticos Heráclito y Parménides. Pero en estas tertulias uno se sentía más Parménides, teórico de lo estático y unívoco de la existencia, que Heráclito, maestro de la teoría del cambio constante, de la relatividad, la oscilación y levedad del devenir de las cosas, regido todo ello por una Ley Natural. Esta dicotomía tan sencilla nos dio mucho juego tanto en los exámenes como en las las noches filosofales de las tertulias veraniegas, pero me faltó aplicarlo a la vida real.

Cuando confeccionaba la Memoria de las calles y los nombres para la página El Soportal, he lamentado profundamente las consecuencias de mi falta de previsión, aunque alguna, de las infinitas que escuché, he podido rescatar de entre las brumas de la memoria.

También me percaté de que existe una especie de cultura y sabiduría utilizadas por nuestros mayores que consiste en no contarte cualquier cosa en cualquier momento. Sin ningún esfuerzo por la contención, guardan en secreto el conocimiento de sucesos y no lo transmiten hasta comprobar que los destinatarios están preparados para recibirlos adecuadamente, por lo que muchos relatos se pierden al no darse esta condición.

De otra parte, aunque en los pueblos pequeños todo se sabe, hasta el punto de que, como en Macondo, algunos sucesos se saben incluso antes de que ocurran, distinguen bien entre las anécdotas que se pueden compartir en sociedad, de las que exclusivamente pertenecen al ámbito de lo reservado y, por tanto, rigen sobre su transmisión los principios de cautela y discrección, aunque compartan con las demás el ser de conocimiento general. Y esto no se debe a la Ley de protección de datos, norma reciente, sino a esa sabiduría que acompaña el proceder de las personas sensatas.

Algunas de las que se ofrecen en esta relación, como las cuatro primeras, son de conocimiento popular, pertenecen a la tradición oral de la sociedad de Madrona y la única pretensión es la de fijarlas a un texto escrito, sin manipular en ningún sentido, ni desvirtuar, aquello que me fue transmitido.

Fernando AYUSO CAÑAS. diciembre 2018

...árboles para la vida...