|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías * Genealogías * Calles * Parajes *

   |  Parajes         

Ceponillos 1


Esta es una reivindicación del nombre de Ceponillos, para sacarlo del olvido y desuso por parte de los mapas oficiales y del Catastro. Su desaparición se debe a que se ha solapado con otros nombres que confluyen en el cuadrante lindero con la pared del Real Bosque.

Etimología

Por lo que se refiere a su etimología, el término no consta en en el DRAE ni lo recoge ninguna de estas dos obras:

Toponimia de origen vegetal en la provincia de Segovia a partir de los datos del Catastro de Rústica
, de los autores:
Mario Sanz Elorza (Dr. Ingeniero Agrónomo. Jefe de Área de Rústica de la Gerencia Territorial del Catastro de Segovia) y
Francisco González Bernardo (Ingeniero Agrónomo. Área de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría (Universidad de León)

Tampoco lo recoge Toponimia: Normas para el MTN25. Conceptos básicos y terminología. Publicación Técnica núm. 42
IGNE. Centro Nacional de Información Geográfica 2017.
Ministerio de Fomento.

Al no obtener ninguna pista todo parece indicar que se trata de un localismo cuyo origen podría estar en el arroyo del mismo nombre. El DRAE tan sólo recoge cepo y cepa sin sufijos ni variantes de diminutivo o aumentativo. En el pueblo vecino de La Losa tienen el topónimo de Cepones para designar un paraje, un arroyo y, además, tienen como patrona a la Virgen de Cepones, cuya fiesta celebran el mes de septiembre.

Como conjetura con más visos de acierto podemos deducir que es un derivado de cepa, en su segunda acepción: tronco de la vid, del cual brotan los sarmientos y, por extensión, toda la planta. Al fin y al cabo las viñas antes de llegar la filoxera eran abundantes en estos términos. Choca su conversión al género masculino, pero estos cambios son algo que no invalidan ninguna hipótesis.

Ceponillos es el nombre de un arroyo, de un camino y de tres parajes que aparecen en tres lugares distintos, según vemos a continuación.

Camino

El camino que asciende desde la SG-P-7211, inmediato a la pared Norte de la finca de El Sotillo, tiene su nombre oficial como Senda de Ceponillos. Así consta en el mapa del IGNE de 1903. Sin embargo, el Catastro la ha bautizado como Senda de Campanilla, en lo que parece ser un error de transcripción. Este camino conduce al paraje del mismo nombre en el término de Madrona.

La Senda de Ceponillos asciende suavemente por la lastra en el paraje Los Azafranales, inmediata a la pared del recinto de El Sotillo.

Arroyo

Este arroyo nace en el paraje El Barrial, de Navas de Riofrío, para internarse tras recorrer un corto tramo en el interior de la finca del Real Bosque de Riofrío, al que atraviesa para tributar al Arroyo de la Cueva tras cruzar la gran pared de dicho bosque, bajo un simpático arco de medio punto ad hoc, muy cerca de Peña Horadada, en término de La Losa, aunque cerca del término de Madrona.

Parajes

Este nombre aparece como topónimo de tres espacios diferentes, según la cartografía que se consulte.

1. En Madrona

En el mapa del IGNE de 1903 tenemos bien identificado tanto el paraje como el camino o senda.

Desde la mayor altitud de la Senda de Ceponillos, se nos abre este horizonte.

A partir de este punto, la Senda inicia su descenso hasta el Arroyo de la Cueva.

El paraje Las Cuevas ocupa toda la lastra de la parte derecha y una franja de la cima.

 

Ceponillos es toda la extensión que vemos entre paredes, que tiene además el topónimo, muy propio, de Los Cimarrones.
El camino que desciende hasta el Arroyo de la Cueva es la Senda de Ceponillos.
Vista desde el paraje La Cuevas.

Continuación visual hacia la derecha. Vista tomada desde el paraje Las Cuevas.
Tres planos: 1: Las Cuevas. 2: Peñara Horadada y Las Tablillas, que conforman lo que nosotros llamamos El Simarrón. 3: Real Bosque de Riofrío.
A la izquierda, Ceponillos o Los Cimarrones.

Cartografía del Catastro, en la que vemos como El Cimarrón lo que el mapa del IGNE de 1903 se designa como Ceponillos.

También vemos bien señalizada la franja de terreno de la Cañada Real Leonesa, identificada con su nombre.

En la adscripción de paraje de cada parcela, ninguna aparece adscrita a Ceponillos y sí a El Cimarrón o Los Cimarrones. (imagen sin intervención alguna).

Adscripción catastal de parajes:

Fincas 74, 78, 79, 80, 81, 82, 84, 92 y 93, a El Cimarrón.

Fincas 83, 20085, 20087, 20088, 20089 a Los Cimarrones.

Fincas 11 a 17, 20, 21... a Las Tablillas

Finca 19 a Peña Horadada.

En Madrona llamamos El Simarrón a las fincas de la familia Sánchez-Álvaro, que ya pertenecen al término de La Losa, en el paraje que tenemos descrito en esta serie. Pero este topónimo sólo opera en nuestra forma de comunicarnos, puesto que oficialmente no existe como paraje en ninguna parte, ni como término de nuestro idioma, ni tampoco como topónimo oficial. Los mapas oficiales asignan el nombre de Las Tablillas y Peña Horadada a lo que nosotros tenemos por El Simarrón, como se puede aprecia en el mapa del Catastro.

El Catastro adscribe al paraje El Cimarrón o Los Cimarrones las fincas 74, 78, 80, 82, 83, 84, 90 y 93. A Las Tabladillas la 77, mientras que la 76 a El Bote de las Tabladillas y la 73 al Camino de La Losa. La 21, a Las Tablillas.

Por lo tanto, a tenor de dónde lo sitúa el mapa del IGNE de 1903, tenemos dos nombres para un mismo paraje. En lo que a mí respecta, en ocasiones he escuchado de los labradores de Madrona referirse a Ceponillos, pero no a Cimarrón o Cimarrones.

Parajes
Inicio de página
sigue