|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías * Genealogías * Calles * Parajes *

   |  Parajes         

Fuente Salada

Fuente Salada es un paraje cuyo topónimo, derivado de un histórico manantial, está recogido en el Catastro y en las cartografías del SIGPAC y del IGNE. Además de un paraje también constituye un enclave muy significativo que, debido al agua de su fuente con su recoleto balneario ya desaparecido, es, desde tiempo inmemorial, objeto de múltiples referencias en diversos medios desde hace más de dos siglos.

Descripción de la fuente

Manantial de escaso caudal a cuyas aguas se atribuyen propiedades curativas relacionadas con afecciones de la piel y el estómago.

Ubicación

Situada entre los términos de Madrona y La Losa, en el km. 4 de la carretera SG-P-7211, entre el Río Milanos y el Arroyo de San Pedro de Madrona, en la misma cotera con el término de La Losa.

Pertenencia

Pertenece, junto con el prado que la circunda, a la Diputación Provincial de Segovia, donde está registrada e inventariada, por cesión acordada por el Ayuntamiento de La Losa en su sesión del día 21 de junio de 1872.

Composición

Agua canalizada en un pilón, bajo una bóveda de obra con puerta de acceso. Conducción canalizada del agua sobrante hasta una pila de granito sobre el suelo, con una estela también en granito con el siguiente rótulo en bajo relieve:

A BENEFICIO DE LA HUMANIDAD DOLIENTE. Después nombra el año: AÑO Ð 1814, y en la parte inferior apenas legible a simple vista se adivina lo siguiente: "... CON MI AMIGO TOMÁS PEREZ - ESTA LA..."

y en este punto se produce la rotura de la estela que debía ser más del doble de alta de lo que es en la actualidad, continuando hacia abajo la inscripción precitada.

Entorno

El paraje abarca las fincas de labor y prados de ese contorno, así como el territorio comprendido entre entre el Río Milanos y el Arroyo de San Pedro de Madrona.

Acceso

Inmediata a la carretera antedicha.

Datos históricos

En los apeos de las coteras municipales de término de Madrona de mediados del S. XV no aparece referenciada. Fue descubierta en 1812. Sucesivamente se canalizó y se fue equipando, incluidas algunas construcciones. Desde entonces funcionó durante mucho tiempo como balneario hasta el primer tercio del S. XX.

En la década de 1990, fue reacondicionada por iniciativa de D. José Antonio Flórez Valero, delegado de la Junta de Castilla y León en Segovia, quien actualizó el entorno con su adecentamiento, plantación de árboles y mesas de madera con bancos, entre otras acciones.

En un mapa del IGNE de 1903 figura la anotación: Fuente Salada. Casa de Aguas Minerales.

Situación actual

A pesar de que su caudal ha disminuido manifiestamente, se encuentran todos sus elementos y su entorno en buen estado, si bien podría considerarse la posibilidad de dotar al edificio del manantial de algún tipo de protección.

Significación social

Debido al fuerte olor a huevos podridos que desprende el agua del manantial, aunque sólo se percibe con mucha proximidad, es muy conocida y popular en este entorno. Se trata de una fuente desde siempre muy apreciada y respetada por las gentes de estos términos. En Madrona, cuyos vecinos quizá sean quienes más han disfrutado de la fuente y su entorno, siempre se la ha considerado como propia, aunque sin ningún tipo de cuestiones o desavenencias en ningún sentido.

Existen muchas personas de diversas procedencias que por creer en sus propiedades curativas, por su cuenta, se aprovisionan con regularidad de este agua, de acceso totalmente libre.

Leyenda de Fuente Salada:

Circula además una llamada "leyenda" sobre el origen de la fuente cuyo principal atributo tal vez sea su brevedad, motivo por el cual se reproduce una de sus versiones en este lugar.

Era un día tranquilo y por el camino traqueteaba un noble carruaje, en su interior descansaba y admiraba el paisaje una princesa mora que iba a contraer matrimonio con un noble cristiano de la zona.

Sorprendida por las flores y la viveza del campo mandó desviar el carruaje para ver todo más de cerca, sin sospechar, que más adelante, unos lodos y arenas movedizas les sorprenderían devorando a los caballos y a la princesa.

El noble fue en su busca, al llegar al lugar del desastre no pudo contenerse y lloró durante días. Lloró tanto, que sus lágrimas formaron un charco del que nació una fuente: la fuente salada.

Dos versiones de su párrafo final:

También dicen los ancianos del pueblo de Madrona que quien no lo crea vaya a la sima un 7 de junio en plenilunio, y verá una mano apartando el ramaje, y oirá suspiros de mujer y el relinchar de caballos.

El maestro decía: si no me creéis, acercaos un 7 de Junio cuando la luna llena esté en lo alto y escucharéis el relinchar de los caballos y los llantos del noble y de la princesa.

Comentario de texto: la "leyenda", como se puede apreciar, está tan poco trabajada que, como es habitual en estos chismes, se encomienda todo el esfuerzo comprensivo a la presunta candidez, rayana con la necedad, de los posibles escuchantes, a quienes se obliga a suplir con su imaginación la falta de ingenio y de trabajo del cuentista.

La fuente se descubrió en 1812… por lo que moros y princesas, o reinas moras, como rezan algunas versiones..., como que no. Todo ello en el supuesto de que en Segovia, hubiera existido alguna vez una sociedad mora… por lo que tampoco. En cuanto a las arenas movedizas..., como que mucho menos.

En definitiva, se trata de un cuento tan desvaído que se desmorona por sí mismo debido a su falta de amarre, no ya con la realidad sino con los sencillos mecanismos de la imaginación.

En cuanto a la doble versión de su remate, una dice que hay que ir a La Sima, la otra que a la fuente. Una que dicen los ancianos, la otra que dice el maestro. Una que se oirán suspiros de mujer y relinchos de caballos; la otra incluye los llantos del noble.

Demasiado alboroto; aunque hay una cosa que me gusta: plantear un reto los escuchantes desconfiados, a sabiendas de que no lo aceptarán o, si lo aceptan, no sabrán escuchar como es debido o no sabrán elegir el plenilunio correcto.

* * *

En la segunda parte de este reportaje, se ofrecen informaciones seleccionadas de otros medios.

Plano del IGNE de 1903. En esta infografía aparecen identificados y numerados los cotos del amojonamiento de la coteras de los términos de cada pueblo.

Aparece el Camino de Valdeprados a Madrona, que pasa por Valsequilla.

Así como del de Fuentemilanos a La Losa. Aparece referenciado el paraje Patas de Ajo, expresión de la que se cree que deriva el solecismo Tardajos que acompaña al nombre de Escobar

Plano del IGNE actual, con mis anotaciones. El cuadro de la izquierda nos informa de los datos de geolocalización y la altitud.

Obras de actualización en Fuente Salada, en el invierno de 1989.

Imagen del 9 de abril de 1989. Mi padre detenido para sumergirse en su mundo de recuerdos.

En 2004, con las mejoras que introdujo D. José Antonio Flórez Valero.

 
Recinto cerrado que protege el manantial y la pila.
 
Interior del pabellón.

Estela de granito, con diversas mutilaciones, en la que se lee:

A BENEFICIO DE LA HUMANIDAD DOLIENTE. Después nombra el año: AÑO Ð 1814, y en la parte inferior apenas legible a simple vista se entiende lo siguiente: "... CON MI AMIGO TOMAS PÉREZ- ESTA LA..." Y como falta la parte de abajo de la estela nos quedamos sin saber el resto.

Parajes
Inicio de página
sigue