|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías *

Semana Cultural 2018. Martes, día 24 de julio. Recital del grupo A-Trío I

A-Trio está compuesto por Ernesto Arranz, teclados, Alberto Manso, voz, saxofón, guitarra, flauta.., y Julia Collado, voz, flauta, violín...

Grupo más conocido desde 2010, en el que todos sus componentes han acabado sus estudios en el Conservatorio de Segovia. Esto es algo que resultará decisivo en sus interpretaciones.

Ya con el primer tema te transportan a Marlango, y Julia, en concreto, a Leonor Watling y esto, que resulta del todo inevitable, es responsabilidad de ellos porque ambos grupos comparten muchos registros y tonos, aunque no temas, porque los de A-Trío, aunque están perfectamente cualificados para interpretar lo que se propongan, en el concierto que ofrecieron bajo el atrio de la iglesia, apostaron por versionar un bien seleccionado elenco de canciones números uno en el orbe occidental, pertenecientes al jazz, blues, soul e incluso rock de cualquier época, y que forman parte del patrimonio mundial..

Como todo el mundo las conoce y tararea, si consiguen hacerse llegar, tienen el éxito asegurado.

 

La fórmula que emplean es la de seleccionar temazos o, en terminología correcta, éxitos universales, y pasárselos por la maestría del conservatorio. Un paralelismo con lo que hace, por ejemplo, Hexacorde con la música tradicional, aunque éstos también gastan repertorio propio.

Sobre el acierto de versionar esos temazos de primeras figuras de géneros diversos, puede ser una propuesta muy buena para el debate.

Pero, en cualquier caso, no se les puede criticar nada por cuanto es algo consustancial a un músico tanto la creación como la interpretación, incluso es dominante lo segundo. Pero asumen su riesgo, debido a que la pieza elegida ya ha triunfado tal como se creó y así es conocida en el mundo entero.

Por eso, a veces resulta muy penoso escuchar interpretaciones de artistas que lo único que consiguen es un destrozo monumental. Y eso es algo un tanto vergonzante.

A A-Trío no sólo no le pasa nada de esto sino que consiguen enganchar y hacer disfrutar a los escuchantes. Y lo consiguen porque se lo curran, se atreven a innovar, añadir tiempos, derivaciones y compases propios, algo que desborda las partituras pero que en todos los casos embellece y agranda su versión.

 

El resultado es que disfrutamos mucho escuchándolos. Y no dejaron títere con cabeza: al atrio de la iglesia hicieron entrar a John Lee Hooker, Aretha Franklin, Otis Reding, Diana Krall, Ray Charles, Nina Simone, Peggy Lee, Dinah Whashington.... y hasta Leño con su Maneras de vivir…

 

Por criticarles algo, yo sustituiría los cuchicheos y risitas que a veces se gastan entre canción y canción, por una presentación del tema que van a tocar.

Una presentación que incluya algo más que el título que ofrecieron, y ni siquiera en todos los casos.

Una gran parte del público las conoce, pero no ocurre lo mismo con las curiosidades que suelen acompañar a cada gran éxito. Eso captaría aun más la atención y todos aprenderíamos.

Al fin y al cabo los temas que versionan son hijos suyos, adoptados, eso sí... pero esto es algo que no debería notarse.

 

Los cipreses acusan los daños que les causaron las nieves de este invierno.

Nieve que les doblegó ramas veteranas y derechas, pero en la Naturaleza, quien manda siempre tiene la última palabra, y a veces la impone.


Inicio de página