|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías *

Crónicas informales

Esta no es informal, y casi con toda seguridad estará mal clasificada, pero no tengo una sección de Bandos Municipales, no hay género... así que a ver....

Bando de la Junta de Vecinos pidiendo el respeto de los enseres públicos

La Junta de Vecinos ha hecho publico un extenso bando dirigido tanto a vecinos como a foráneos de Madrona. El texto no se ha podido llevar a imprenta por falta de fondos para ellos; no obstante el bando, que a continuación reproducimos, habla por sí mismo. Dice así:

< Madronenses: tiempos ha llegado a este barrio en los que se han experimentado muy deseados cambios cualitativos que afectan al desarrollo de la vida normal en este lugar. Son innovaciones que están dirigidas hacia el logro de una mayor calidad de la vida social de las gentes que conviven y acuden a este poblado. Ni que decir tiene que muchas de estas mudanzas han sido posibles merced a la colaboración desinteresada y generosa de vecinos y allegados, siendo cosa esta que genera mucho ánimo en las autoridades a la hora de emprender la lucha por las numerosas mejoras que aun nos faltan, y que sin duda han de llegar.

Tanto es así que nuestras calles y plazas recién pavimentadas, así como otros lugares de uso público, cuentan desde este año con sus respectivos jardines, árboles, asientos y otros elementos de uso y beneficio común, pagados con el dinero de todos, precisamente para que sirva a todos. Por todo ello, este Junta de Vecinos quiere exhortar tanto a propios como a extraños a que el comportamiento respeto a estos enseres que tanto bien y belleza procuran, sea ejemplar, digno de elogio e imitación por parte de todos y que está dirigido hacia la conservación y prosperidad de plantas, árboles, bancos, contenedores y jardines, así como de otros objetos y espacios públicos de general provecho.

Mención especial se hace en este punto a los propietarios y conductores de ganados, pastores, vaqueros y otros de similar gremio. Son habas contadas que la persona humana dispone de una inteligencia superior a la de otros animales de testuz incluso más gorda. La duda de la frecuencia con la que usa de esta capacidad surge, por ejemplo, cuando se observa a personas al lado de animales, o a su cuidado, y no se llega a distinguir, por su comportamiento, quién es quién. De todos es conocido el hecho de que animales como la oveja, o la vaca, precisamente por su natural cortedad de miras, afín a su condición, no distingue los empleos y finalidades de los distintos verdes que por doquier crecen y pueden acabar en un momento, si el dueño tampoco es capaz de distinguirlo, o aun distinguiéndolo no lo evite, con jardines, plantas y árboles.

Además, como lo educado y civilizado no quita lo valiente, aspira esta Junta a que sean los propios vecinos quienes velen por estos cuidados, desengañando al bruto de sus burrerías, al pirómano de su insensatez; impidiendo al gracioso sus patochadas, a los de cabeza floja sus lentas y dañinas ideas y a los inicuos su cultivo de lo soez. De esta guisa, la Junta no se verá obligada a la utilización de otros poderes, como el aviso, la denuncia, la multa, el pleiteo y el escarmiento, asuntos estos que dicen muy poco a favor de una comunidad que se tiene por noble y digna, virtudes tradicionales en estas tierras y que están presentes en la inmensa mayoría de los vecinos de Madrona. No obstante, esto no debe ser cosa que nos amilane ante las acciones posibles de los destructores de lo público, porque sabido es que un loco hace ciento.

La Junta confía, por fin, en que estos avisos, a modo de consejas, cumplan la misión de que cundan la ejemplaridad y la colaboración de todos en lo que a todos, como hijos de nuestras propias obras, ha de reportarnos satisfacción y orgullo de pertenecer a este viejo pueblo.

El Alcalde de Barrio. Madrona a 3 de los de marzo de 1986.>>

(EAS, lunes 10 de marzo de 1986)

...árboles para la vida...