|  El Soportal          

* Plaza Mayor * Rutas Sentimentales * Pretextos * Fotografías *

Curiosidades históricas

1. Señora de Madrona o La rica hembra

2. De la ofrenda a la virgen de la Fuencisla en 1753

3. Notas y datos sobre el templo

4. Notas sobre la necrópolis y ciudad visigodas.

 

...árboles para la vida...

 

Señora de Madrona o La rica hembra

A menudo Madrona aparece en los textos antiguos como lugar de, aldea, heredad, poblado… y otros sinónimos, es decir, como no muy gran cosa. Y si bien esto es muy cierto considerando por ejemplo el aspecto de la localidad, no lo es menos que este pueblo y sus anejos tampoco carecen de una vid interior bastante rica, que no pasa desapercibida en los libros antiguos, bien debido a la extensión y riqueza de su heterogéneo término, bien por sucesos propios. A continuación citamos varias referencias de la obra Estudios Segovianos, en la que se cita a Madrona o sus lugares y donde se da cuenta de algunas curiosidades.

Enla página 356 del tomo III, se puede leer: " En las postrimerías del siglo XIV llegó a Segovia un peregrino que había realizado devotamente por el Camino francés la romería a la tumba del apóstol. Gustó nuestra ciudad al extranjero y entonces manifestó su alta condición. Era un caballero sin ventura, hijo bastardo del rey de Francia, Carlos VII, el cual le hubo "en la Duquesa de Borbón y de Lorena". El Bastardo recibió el nombre paterno de Carlos y tomó el apellido Falconi. En tiempos del rey don Enrique el Enfermo, rey de Castilla el qual le recibió muy bien y le casó en dicha ciudad con una señora de muchas suerte, que llamaban "la rica hembra" y por otro nombre dona Catalina Sánches García de las Águilas, Señora de madrona y de Vernu (Bernuy) y de Palacios e Barbados, e Carrascal, e Torredondo, e Grijas Albas Guedan, y Peroloxo (Perocojo) y Perogordo y de Escobarexo, y Abades y de otros lugares junto a Segovia y de muchos heredamientos y juros y se decía que en aquel tiempo tenía treynta o cuarenta mil fanegas de pan de renta y assi está provado, y era señora de una calle que llaman en Segovia Caldeaguilas, la cual tomó el nombre desta señora. La cual calle en aquel tiempo llegaba hasta la puerta de San Juan. Y otra calle que llaman Cal de Escuderos se llamó así porque vivían sus criados y escuderos, y esta dicha señora fue hija única de Fernán García y de doña María García de las Aguilas (la casa Falconi está en el barrio de San Esteban).

Más adelante, en el tomo V, página 460,. Nos da cuenta de la siguiente transacción: "…tresmil maravedís dellos a don Luys de Acuña obispo que fue de Segovia en troque e cambio e promutación que conmigo dellos fizo por toda heredad que dizen de la Serna de Madrona aldez e termino de la cibdad de Segovia la cual era de la dicha obispalía, ansy tierras de pan para llevar como prados e pastos e eras e fronteras e hexidos e árboles con frutos e syn frutos e aguas corrientes e estantes e manantes e otros bienes raizes que la dicha obispalía había e tenía en eldicho lugar de madrona e palacio e en sus términos.

SOTOPALACIO

El 23 de abril de 1992 titulé una crónica publicada aquí "Se busca un palacio" y aludíamos a ciertos textos que nombran la existencia de este edificio que fue levantado muy cerca del caserío La Rumbona, en un paraje de singular atractivo. En estos textos también aparece esta obra con el nombre escueto de Palacio y también con el de Palacios. Sin duda este último comprende ambas edificaciones, toda vez que el de La Rumbona, que es un conjunto de construcciones también centenarias, no aparece mencionado con tanta asiduidad. Sin embargo, la investigación todavía continúa abierta con el fin de que nos lleve a reconstruir este interesante historia de la que existe más que indicios, aunque aun nos falten datos de interés como son el cuándo, cómo y porqué desapareció este palacio de un lugar tan interesante. Por otros textos se deduce que fuera trasladado o derruido antes de finales del siglo XVIII.

Nota: ortografía y sintaxis de los textos antiguos contratadas con el original.

Noviembre 1993.

...árboles para la vida...

De la ofrenda a la virgen de la Fuencisla en 1753

En esta crónica sobre las curiosidades históricas de madrona, ofrecemos una que logró, por sonada, pasar a papel impreso, salvándose así del olvido completo. De ella da cuenta la obra Estudios Segovianos en los siguientes términos, en la página 208, del tomo V:

Ofrendas a Nuestra Señora de la Fuencisla 1753.

Todos los lugares de aquí más cercanos acudieron con sus ofrendas a María Santísima como eran cera, terneras, corderos, rosquillas, pollos y lino, y así otras varias cosas, según daba de sí el lugar de donde venían, y llegando la ofrenda del lugar de Madrona fue talque ofrecieron un toro, yfue tal el celo de los ofrecientes que le metieron suelto por la calle Real y así le metieron en la santa iglesia en la capilla mayor, y no se verifió hiciere el más mínimo daño a persona ninguna siendo así que estaba llena de gente, tanto de hombres como de mujeres que no cabían más en dicha capilla mayor de dicha Santa Iglesia

Esta costumbre de las ofrendas ya hace muchísimos años que no se practica ni con estos ni con otros regalos.

Finalmente, aparecen otros datos y a en los últimos tomos que son de relativa importancia para nuestra pequeña historia. Así, en el volumen XIV, página 139 dice: "Juan Luengo, carpintero y albañil, vecino de madrona examinado como maestro del oficio en 1628".

Y en la página 222 el siguiente dato: "Madrona, 71 vecinos en 1818"

Y en el tomo XVI se puede leer "Doña Isabel de Farnesio compra Riofrío (1751) al marqués de Paredes, lugar que hay entre Ontoria, la Losa y Madrona". Y también: "En 1774, vedado de caza menor, señalando con grandes cotos de piedra que aun quedan algunos entre Perogordo, Madrona, la Serna, Casa de Escobar, Valsequilla, Muela Grande, Molino del Batán, Porquerizas, Peña del Oso y crecida de la Sierra."

En la actualidad algunos de estos nombres que designan amplias extensiones de territorio, por ejemplo Molino del Batán, Peña del Oso y Crecida de la Sierra, hoy están en desuso y, lo que es más, pocos saben a cuáles de ellas se refieren. Asimismo, señalar la curiosidad del nombre Ontoria, que aparece aquí sin su hace inicial.

Noviembre 1993.

...árboles para la vida...

Notas y datos sobre el templo

Continuando con la obra del marqués de Lozoya "Estudios Segovianos", encontramos en ella algunos datos que, aunque no abundantes, sí son importantes sobre la iglesia de este lugar, así como los nombres de algunos curas que pasaron por aquí durante los siglos XVI y XVII. De ellos da cuenta el tomo II, página 582: "…Cristo de los Gascones. Saliendo de la sale delante de la reja de hierro hay una lápida en la que se lee: "esta sepultura y adquisiciones es y en ella está y yace el licenciado Diego de Lucas, cura que fue desta iglesia y fundador de la Sta. Esclavitud y el licenciado Juan de Astudillo Cantoral, cura del lugar de madrona y de sus herederos y sucesores. Año de mil seiscientos setenta. En el tomo XIV, página 125 dice: "Francisco Hernández, carpintero en 1563, recibió en renta una casa en la parroquia de Sta. Olalla propia de Antonio Ledesma, cura de madrona, pagando siete ducados y dos pares de gallinas por año." Y ya en el tomo XVI alude a un artista nacido en este pueblo que llegó a ocupar un puesto de organista en el Monasterio de El Parral: "…en 1649 falleció Fray Pedro de Treviño, nacido en madrona, aldea de Segovia, aprendió a tocar el órgano siendo su maestro Bernardo Clavijo, célebre organista de la capilla real. Fue organista de El parral".

En cuanto a los datos de mayor transcendencia sabemos, por esta obra, que los pintores del retablo de la igleis ason JUAN DE ZUAZO y JUAN DEL RÍO. Así lo dice en la página 64 del tomo IV: "En 15 de abril de 1584 están fechadas las condiciones otorgadas ante Juan de Zuazo para hacer y pintar el retablo de la iglesia de Madrona juntamente con el pintor Juan del Río. Más adelante, el 25 de octubre de 1587, da carta de poder ante el escriban citado, para cobrar de la iglesia de madrona 12.000 maravedíes que se le deben de dicho retablo". En el mismo volumen, en la página 592 nos da el nombre del autor de las campanas de la iglesia: "DIEGO CARREDANO, artífice de las campanas, murió en 1627. Hizo las campanas de Valseca, Espirdo, la iglesia de Santa María de Aguilafuente, Palazuelos, MADRONA, Brieva, Ladrada, Fresno de Cantespino, Pinilla del Valle, Navas de Riofrío, Mozoncillo, Tabanera, Vegas de Matute…"

Y en esta pequeña averiguación no hay, por el momento, más datos acerca de nuestro edificio más artístico e importante, aunque un libro de valiosa consulta puede ser el de Antonio Gómez Santos "Pueblos de Segovia, Madrona", de 11 de abril de 1964.

Noviembre de 1993.

...árboles para la vida...

Notas sobre la necrópolis y ciudad visigodas.

Siguiendo con el libro Estudios Segovianos, del Marqués de Lozoya, encontramos en él otra serie de párrafos que, asiduamente, aluden a la necrópolis visigoda y ofrecen algunos datos de interés.

Así, en el tomo III, página 369 dice: "…el pueblo visigodo era agricultor, y tenía el poder político sobre España instalado en el centro de ésta. Necrópolis importantes las de Castiltierra, Duratón y Madrona. Época germánica del año 409 d. J:C:.

Tomo IV, página 443, hace la siguiente referencia: Archivo Español de Arqueología. Madrid. Molinero Pérez, Antonio. "Una nueva necrópolis visigoda en la provincia de Segovia". Madrona 1952, XXV, 191, 192.- (Revistas y periódicos).

En la página 379 y siguientes: "…broches visigodos, de tipo polícromo con las placas totalmente recubiertas de celdillas y cristales colorados… encontrados en Castiltierra, Duratón y madrona… necrópolis de Castilla como herrera de Pisuerga, Taniñe, Castiltierra, Suellacabras, Desa, Duratón, Daganzo de Arriba, Palazuelos, Yecla, Villel de mesa, Alarilla, Estebanuela, Carpio de Tajo, Madrid y madrona… /… necrópolis visigodas del S:VI, de cuando los visigodos eran arrianos, después de su conversión al catolicismo. ../ … los estudios corrieron a cargo del profesor Reinhart, que dio una conferencia en 1951 y en prólogo a ésta habló el Sr. Molinero de las necrópolis de Castiltierra, Duratón, Ventosilla y Tejadilla, Espirdo y madrona, conjunto no superado por ninguna otra provincia. / El 29 de octubre de 1951, miembros de la segunda Asamblea nacional de Excavaciones Arqueológicas, presididos por el Sr.,. Martíne Santa Olalla y acompañados por el Sr. Molinero, visitaron la necrópolis de Madrona, donde procedieron a descubrir dos sepulturas con valiosos restos y un sarcófago de piedra….,

Y finalmente, en el tomo V, página 461, dice: Reinhart Wilhem, austríaco, estudia la necrópolis visigoda de Madrona… idem, Antonio Pérez Molinero.

...árboles para la vida...

CIUDAD VISIGODA

A menudo la necrópolis es más nombrada que la ciudad visigoda debido a que en ella se realizaron sucesivas excavaciones arqueológicas, en las que sacaron a la superficie al menos una docena de sarcófagos labrados en piedra, además de objetos de orfebrería y otros adornos fúnebres. Sin embargo, inmediato a este lugar, separado por un camino que con toda probabilidad ya existía entonces, se encuentran las ruinas de lo que fue la propia polis visigoda. [Esta polis no es otra que la antigua villa romana, de la que tenemos restos que así lo acreditan. Tejas, baldosas, piedras de moler, conglomerados…].

Se trata de un asentamiento desde el que se obtienen unas panorámicas únicas debido al acierto que demostraron a la hora de establecerse en este lugar sus predecesores romanos. Sobre este asentamiento se conocen pocos detalles y esto es debido a que en él no se han realizado excavaciones de importancia. Lo que fue la ciudad, el espacio que ocupó, ahora es una superficie de cultivo de cereales. Aun así, removidos por los arados de los tractores, aun afloran restos que identifican tipos de construcción y componentes: ladrillos, conglomerados a base de cal, baldosas, cimientos, tejas, canales, etc., así como elementos de la vida diaria. Piedras circulares para moler cereales, útiles caseros y diversos posibles objetos que se han ido encontrando y de los que nadie ha dado cuenta ni ha mostrado, por lo que únicamente se conocen de oídas.

El estado actual de todo este conjunto, ciudad y necrópolis, es simplemente el de parcelas cultivadas sin más, toda vez que los vestigios han desaparecido casi en su totalidad. Tampoco se conoce que existan ahora posibles iniciativas, ni pretensiones oficiales para identificar físicamente el lugar, por ejemplo, o divulgar más a fondo este singular hecho mediante la creación de un pequeño museo al aire libre, aunque en un solar público cerrado con los sarcófagos y otros restos que se encontraran aun a salvo, ya que es algo que forma parte irrenunciable y muy importante de la historia de Madrona.

octubre 1993

...árboles para la vida...